150-man-in-pain

El tipo más frecuente de dolor de espalda es el mecánico1. Las personas que lo padecen suelen describirlo como un dolor “pulsátil” (caracterizado por pulsaciones rítmicas) o “sordo” (de manera constante) 2. También suele empeorar con el movimiento y se alivia con el reposo.

El dolor de espalda mecánico puede afectar numerosos aspectos de la vida, y su causa suele ser una distensión muscular o un traumatismo; no obstante, es importante obtener un diagnóstico correcto lo antes posible.

Puedes obtener más información acerca de las características frecuentes y los diferentes tipos de dolor mecánico, que se explican a continuación, o bien contestar a las cinco preguntas para descartar que es un dolor inflamatorio. 5 síntomas del dolor de espalda inflamatorio

CARACTERÍSTICAS FRECUENTES DEL DOLOR DE ESPALDA MECÁNICO3,4:

  • Puede aparecer a cualquier edad
  • No suele acompañarse de rigidez matutina o, si hay rigidez, su duración es inferior a 30 minutos
  • Habitualmente se debe a un traumatismo o una distensión muscular

CAUSAS FRECUENTES* DEL DOLOR DE ESPALDA MECÁNICO2

*En la lista siguiente se recogen las causas más frecuentes del dolor de espalda mecánico.

CONTRACTURA O ESGUINCE LUMBAR – se debe habitualmente a una lesión muscular. La lesión puede producirse, por ejemplo, al levantar un objeto en mala postura, al levantar un objeto pesado o durante un traumatismo deportivo.

HERNIA (DESPLAZAMIENTO) DISCAL5 – hace referencia a una lesión o problema de los discos intervertebrales, las almohadillas elásticas que se sitúan entre las vértebras, los huesos que forman la columna vertebral5. A veces, el disco se desplaza de su posición habitual y provoca dolor porque irrita a los nervios cercanos. El dolor del nervio se denomina dolor neurógeno y constituye otro tipo de dolor mecánico6. Si el disco herniado se encuentra en la zona lumbar, el dolor puede ser más intenso en la pierna que en la propia espalda.

FRACTURA VERTEBRAL –los huesos de la columna vertebral pueden romperse por un impacto físico intenso, como el de un traumatismo deportivo o un accidente de automóvil. Las vértebras también pueden fracturarse cuando existe un trastorno denominado osteoporosis2. La osteoporosis es una enfermedad que aparece en fases avanzadas de la vida en la que los huesos se debilitan, lo que aumenta la probabilidad de sufrir fracturas.

ENFERMEDAD DISCAL DEGENERATIVA7 – se produce cuando uno o más discos intervertebrales empiezan a deteriorarse. Los discos actúan como amortiguadores cuando la columna vertebral se mueve o carga peso. El síntoma más frecuente de la degeneración discal es el dolor de espalda que se extiende hacia las nalgas y la parte superior de los muslos.

ARTROSIS DE LA COLUMNA VERTEBRAL8 – se trata de un trastorno degenerativo que es frecuente en la edad avanzada y que puede provocar dolor, rigidez vertebral y lumbar debido al deterioro del cartílago articular y los discos de la columna vertebral.

DEFORMIDAD CONGÉNITA – se dice que un trastorno es congénito cuando está presente desde el nacimiento. Estas deformidades se producen a causa de un desarrollo incorrecto de la columna vertebral durante la vida intrauterina. Algunas deformidades congénitas provocan dolor de espalda mecánico. Entre ellas se encuentran la escoliosis (una desviación lateral de la columna vertebral) y la cifosis (una exageración de la curva de la parte alta de la columna vertebral, que aparece más redondeada de lo normal). Las deformidades congénitas que causan dolor de espalda suelen diagnosticarse antes de los 20 años de edad2.

COMPARTIR
5 SÍNTOMAS DEL
DOLOR DE ESPALDA INFLAMATORIO

Responde a cinco preguntas establecidas por médicos especialistas para averiguar si cumples los criterios del dolor lumbar inflamatorio. Si tienes un dolor de espalda continuo desde hace más de tres 3 meses, este breve cuestionario te permitirá a ti y a tu médico, descartar que sea de tipo inflamatorio.

BIBLIOGRAFÍA

  1. National Ankylosing Spondylitis Society (NASS). Inflammatory back pain. [en Internet]. Disponible en: http://www.nass.co.uk/about-as/getting-my-diagnosis/inflammatory-arthritis/ [consultado el 25 de noviembre de 2013].
  2. Cohen SP, et al. Management of low back pain. BMJ. 2008;337:a2167.
  3. National Ankylosing Spondylitis Society (NASS). Differentiating inflammatory and mechanical back pain. [en Internet]. Disponible en: http://www.nass.co.uk/loose-leaf-pages/differentiating-inflammatory-and-mechanical-back-pain/ [consultado el 7 de diciembre de 2013].
  4. Spondylitis Association of America (SAA). Mechanical back pain vs. spondylitis. [en Internet]. Disponible en: http://www.spondylitis.org/pdf/mechanical_vs_spondylitis.pdf [consultado el 1 de octubre de 2013].
  5. Mayo Clinic. Herniated disk [en Internet]. Disponible en: http://www.mayoclinic.com/health/herniated-disk/DS00893 [consultado el 1 de octubre de 2013].
  6. Da Silva JAP, Woolf AD (Eds.). Rheumatology in Practice. Londres: Springer-Verlag; 2010.
  7. University of Maryland Medical Center. Patient guides: degenerative disc disease. [en Internet] (última actualización: julio de 2013). Disponible en: http://umm.edu/programs/spine/health/guides/degenerative-disc-disease [consultado el 11 de noviembre de 2013].
  8. Spine-health. Osteoarthritis of the spine. [en Internet]. Disponible en: http://www.spine-health.com/conditions/arthritis/osteoarthritis-spine [consultado el 6 de noviembre de 2013].